Dani

Dani
De niños jugaban los primos hermanos

Iba a escribir sobre la tontería de la tal Gala Montes y la tontería de su mamá, pero la verdad es que me vale…

Había olvidado este blog después del fallecimiento del esposo de mi amiga.

Este lunes empecé de llorona con canciones de YouTube que ya no me hacen llorar. Por un momento pensé si será que estaba por morirse alguien, porque ya me ha pasado. Pero se me olvidó.

Al día siguiente estaba en lectura de cartas de Tarot cuando recibí una llamada. Me preocupó un poco porque esa persona solo me ha llamado una vez, y para darme una noticia que fue muy muy mala.

Y, en efecto, resulta que falleció Dani, quien era un par de años más joven que yo, y entre otras cosas estudió en mi escuela primaria. Falleció por un cáncer que es detectable y tratable.

No compartíamos lo que se dice una amistad, a fin de cuentas un par de primaveras de diferencia es un abismo casi insuperable cuando eres una niña.

Pero sí compartimos momentos en familia, porque su familia fue mi familia paterna de facto.

Al final los años te llevan por donde se les da la gana. A veces no tienes siquiera amistad de Facebook con gente de infancia que también está ocupada en sus cosas (minding your own business).

El lunes que estaba leyendo un grimorio me apareció la palabra Blissed, y me acordé de la canción de Jesus Jones. Doubt fue el primer casete original que compré, en Mixup (91 nuevos pesos), por la canción de Right here right now.

Al poner la canción Blissed en YouTube y buscar la letra en Shazam, me puse a llorar (de por sí ya estaba llorando, y no eran hormonas) al pensar en todas las bendiciones que tengo, salud hasta donde sé, y vivo la vida que quiero y la comparto con quien yo decido.

Así que por mí que se peleen cada Gala y Crista del mundo. ¿A quién demonios le importa si quieren matarse públicamente? Dos mujeres conflictivas menos. No veo por qué sí es abuso que la mamá le conteste con un puñetazo en la cara, pero nooo es abuso que la hija le haya aventado primero el plato de cereal.  Mi abuelita, que en paz descanse, se retorcería en su tumba (si tuviera tumba) de saber que una hija se hace la vístima aun después de aceptar que le arrojó un objeto a su madre.

Deja una respuesta