Matrogimnasia

Matrogimnasia
Familia fitness

Es el tercer año que me toca ir a una sesión de Matrogimnasia en la escuela de mi hija. Y esta ocasión es la primera que realmente disfruto.

Lo único malo fue la canción «No basta», de Franco de Vita, que me gusta y me parece muy buena, pero es tan inapropiada para estas fechas donde estamos celebrando la maternidad.

Me gusta mi hija, y no porque sea mi hija. Pero es la niña más bonita que he conocido jamás. El verdadero trabajo será librarla de tanta gente p****** que abunda.